Espíritu y Materia en Un Mismo Mecanismo

Las diferentes corrientes culturales y espirituales produjeron por ignorancia, durante  cientos de años, las culpas y desvalorización correspondiente a todo lo que esté relacionado con materia, como algo separado de lo espiritual.


Desde ese mensaje colectivo, la Humanidad transitó por caminos diversos,  en búsqueda de “algo” que les permita encontrar paz interior a tanto mensaje contradictorio. Que les permita disfrutar, y sin culpas, de lo que “ con esfuerzo pudieron obtener y tener”.


La aparente contradicción se encontraba, por cultura, en los conceptos Materia y Espíritu, porque el imperio de la mente y sus engorrosos razonamientos, pretendía conceptualizar un mecanismo  que no es racional. La confusión interna era el paso inmediato.


De allí que la tribu se debatía entre ser Pobre y Espiritual o Rico e Insensible; si Desprenderse de todo y ganarse el reino de los cielos o Esforzarse por tener y ser acreedor al infierno.


De allí que toda la gama de experiencias humanas a través de corrientes
espirituales, creencias, las luchas por imponer un dios que sea más poderoso que otro, espacios y cultos más apropiados  que laven culpas en forma rápida, fue alguno de los ingredientes vividos.


Hoy en día ya se conoce el mecanismo  que produjo esta aparente contradicción.
Espíritu y Materia comparten el mismo camino, y conocer su recorrido es lo que alivia de culpas, viviéndolo a diario.


Es tan espiritual sentarse a una mesa que tenga el alimento necesario para sentirse bien y continuar trabajando en lo que resta del día, como el hecho de compartir la misma mesa cuando la familia se reúne para festividades religiosas.


Si el estómago tiene alimento, el espíritu se siente bien.
Si se tiene un trabajo bien pagado, el espíritu se siente bien.
Si se tiene un espacio donde vivir con dignidad, el espíritu se siente bien.
Si disfruta de merecidas vacaciones a fin de reponer energía y continuar trabajando, el espíritu se siente bien.
Si puede pagar una buena educación para los hijos, el espíritu se siente bien.
Si vive con confort, el espíritu se siente bien.
Si la tribu tiene casa, comida, vestimenta y buenos salarios, la tribu se siente bien.

La información que el Corazón contiene, es el ego que pulsa, la fuerza que lleva a trabajar para conseguir el dinero que se necesita para Vivir en este plano de la Materia. Es la autoestima, es el trabajo y el descanso. Es lo que toda Comunidad, Tiene, para quienes habiten en ella. Es la Familia, es la Humanidad. Es la Vida sin Culpas, despojados de manipulaciones religiosas. 

Espíritu y Materia Jardinería Humana Piso 5